15 Consejos para Eliminar Malos Hábitos

Umalos habitosna de las razones principales de consulta, y además uno de los trabajos usuales en coaching, es la eliminación de malos hábitos. Estos incluyen desde la pereza, la procrastinación, el fumado, mala alimentación y otras similares. Como siempre les digo, no existe una sola forma de hacer las cosas y no todas sirven para todos (si existiera una formula universal para eliminar los malos hábitos, estos no existirían).

Sin embargo, existen muchas técnicas que se pueden intentar, individualmente o en combinación con otras para lograr eliminar malos hábitos de nuestra vida. Así que aquí les dejo 15 consejos para ayudarles a eliminar ese algo de sus vidas que llevan meses o años deseando cambiar:

  1. Comprométete por un mes

Según todos los estudios realizados y las experiencias de muchas otras personas, treinta días son suficientes para lograr un cambio de hábito permanente. Así que haz un compromiso contigo mismo, sin importar qué estrategia utilices para generar el cambio, por ese primer mes.

  1. Acepta que va a ser difícil

Si fuera fácil deshacerse de malos hábitos ya lo habrías hecho. Así que en vez de mentalizarte a que va a ser un proceso fácil, es mejor aceptar la realidad de que va a ser difícil y prepararse para ello. Cuando creemos que algo va a ser fácil, en la meta nos espera una recompensa poco valiosa, pero cuando algo es difícil, sabemos que la meta es una recompensa por sí sola. Saber que va a ser difícil y enfocarse en que lo podemos lograr es importante para lograr cambiar nuestros hábitos.

  1. Entendamos los beneficios emocionales

Entender totalmente los beneficios de realizar un cambio es importante. A veces pensamos solo en los beneficios lógicos de un cambio, cuando los más importantes son emocionales. Solo el hecho de que al final del proceso me voy a sentir mejor, con más energía, con más pasión, más feliz, es un gran motivador. Así que en vez de enfocarnos  en los beneficios racionales, pensemos en nuestras emociones.

  1. Escribe tus compromisos

Winston Churchil solía decir: “Los planes son inútiles, el planeamiento es invaluable”. Escribir tus compromisos ayuda a darte la claridad para recordar constantemente lo que quieres lograr y cómo lo vas a lograr.

  1. Swish

Esta es una técnica sumamente útil de programación neurolingüística. Visualízate realizando el mal hábito. Después visualízate dejando de lado el mal hábito mientras realizas otra acción (aplaudir, chasquear los dedos, silbar, etc.). Finalmente visualízate en una situación altamente positiva. Por ejemplo, imagínate agarrando un cigarrillo, luego imagínate dejando el cigarrillo a un lado mientras chasqueas los dedos, por último imagínate corriendo  libremente y respirando mejor que nunca. Repite estas visualizaciones varias veces y vas a poder realizar este patrón en vez de ejecutar el mal hábito que quieres dejar.

  1. La fuerza de voluntad es como un músculo, se cansa

Nuestra capacidad de fuerza de voluntad funciona igual que los músculos de nuestro cuerpo. Cuando la ejercitamos se vuelve cada vez más fuerte, pero de la misma forma, se cansa, y deja de funcionar eficientemente después de mucho ejercitarla. Así que es bueno planear que hacer en los momentos que esto suceda, ya sea alguna actividad incompatible con el mal hábito o buscar soporte en familiares y amigos. Sin importar que vayas a hacer, planéalo de antemano, no esperes a quedarte sin fuerza de voluntad para pensar que vas a hacer.

  1. Dile a amigos y/o familiares

Crea tu propio círculo de soporte entre amigos y familiares. Solo el contarles te ayudará a comprometerte más, además puedes contar con ellos para apoyarte.

  1. Velo como un experimento

A veces hacemos las cosas con mayor facilidad si las vemos como un juego. Así que piénsalo como un experimento científico, estilo, vamos a ver qué pasa si dejo de comer dulces por treinta días, y llevas un diario detallado de los cambios.

  1. Si a la primera no lo logras…

Algunos cambios requieren varios intentos. Así que si no lo lograste a la primera, no te desanimes, nadie llegó a ser exitoso en nada la primera vez que lo hizo, así que simplemente vuelve a comprometerte e inténtalo otra vez. Pensando en cada intento dura solo treinta días, tienes doce oportunidades al año para lograr cambiar.

  1. “Pero”

Una técnica muy sencilla para manejar nuestros pensamientos. Cada vez que pienses en algo que te lleve a romper el cambio o a volver a tu antiguo mal hábito di “PERO”. Por ejemplo, si estas pensando en “esto es demasiado difícil para lograrlo”, interrumpe con un “pero”: “esto es muy difícil para lograrlo PERO si lo sigo intentando será más fácil”.

  1. Conoce las consecuencias

Imagínate y visualiza las peores consecuencias posibles en caso de no hacer nada para cambiar el mal hábito. Imagínatelo con detalle, el dolor, el sufrimiento, etc.

  1. Mantenlo simple

Si tu plan para cambiar de hábitos parece el manual de usuario de tu carro, probablemente sea demasiado largo. Mientras más simples los planes más posibilidad tienes de mantenerte en el camino que te llevará al éxito en tu cambio.

  1. Recordatorios

Pon recordatorios de tus planes de cambio de hábito por todo lado (notas, post its, etc). Una de las razones más grandes de porqué fallamos al cambiar hábitos es porque nos olvidamos de hacer las cosas que debemos de hacer, como tomar un vaso de agua, salir a caminar 20 minutos, etc. Así que dejate recordatorios por todo lado.

  1. No busques la perfección

Ningún plan es perfecto, así que no intentes que lo sea. Cuando buscamos a que algo este perfecto antes de ejecutarlo, simplemente estamos buscando excusas para seguir nuestros malos hábitos.

  1. HAZLO YA!!!

¿Qué estas esperando? Mientras más esperes antes de hacer algo, más tiempo le das a tu mente inconsciente para que te convenza de no hacer nada, creando excusas y racionamientos que aunque suenen lógicos, no lo son. Piensa que si empiezas ya, en solo un mes estarás libre de un hábito que sabes te está haciendo daño.

Aquí se los dejo, para empiecen a hacer cambios ya. Estos son consejos que no solo he utilizado para ayudar a decenas de personas a cambiar malos hábitos, pero también conmigo mismo, así que por experiencia y personalmente sé lo bien que funcionan.

Les recuerdo que pueden consultarme al respecto de este y otros temas a través de mi página de Facebook www.facebook.com/mastercoachjack o al correo coach@jackraifer.com.

Coach Jack

February 19, 2013

2 Comments

  1. Raúl December 6, 2013 12:01 am Reply

    Pienso que lo que dices no va a funcionar a no ser que la persona que siga tus consejos sea demasiado fuerte y tenga una voluntad de acero. Y como tu escribes en el punto 6 y cito: “La fuerza de voluntad es como un músculo, se cansa” es contradictorio. Lo que si funcionaria es un acondicionamiento brutal, y con esto me refiero a técnicas de cambio y adaptación de conducta social; aunque no se si sea correcto emplear el término social; sería más correcto decir conducta animal. No te asombres al escuhar esto, ya que en el fondo somos como animales en la manera de comportarnos con nuestros congéneres.
    Pero muchos estaríamos un poco susceptibles, me incluyo, al iniciar un tratamiento tan agresivo. Debe ser hecho teniendo mucho cuidado de los efectos colaterales. Bueno, ya no los aburro más, la lista que tienes es poco eficaz, necesita de sujetos excepcionales.
    Todo esto lo digo como siempre con mucho respeto y sinceridad. Gracias y suerte.
    Atentamente.
    Raul R.

  2. Raul December 6, 2013 12:20 am Reply

    Lo que dices no funciona a menos que la persona tenga una voluntad de acero, y como escribes en el punto 6 y cito: “La fuerza de voluntad es como un músculo, se cansa”, es contradictorio.

    Lo que se debe hacer es un acondicionamiento y modificación de la conducta social, de una manera brutal. Y no se si es correcto usar el término social, debería ser mejor decir animal. No te asustes, ya que es un hecho que nuestro comportamiento con relación a nuestros congéneres es parecido al de los animales. Pero mucha gente es suceptible, me incluyo, a iniciar un tratamiento tan agresivo, y es que debe estar bien supervizado y controlar los efectos secundarios al máximo. Aún así es posible.

    En fín, ya no los aburro más, la lista que pones es muy poco eficáz y requiere de sujetos excepcionales. Lo que digo es como siempre con mucho respeto y sinceridad.

    Atentamente.
    Raúl R.

    P.D.:Un ejemplo muy interesante sobre personas excepcionales se puede ver en la película:
    ‘Una mente maravillosa’ de Ron Howard y con el actor Russell Crowe (Espero haberlo escrito correctamente) , por cierto una de mis favoritas. (Basada en un libro biografico)

Comenta, debate, discute y disfruta...

%d bloggers like this: